Blogia
El valor de las palabras

El iPhone

Parece un paso adelante en la comunicación digital de los seres humanos y sin embargo es un paso atrás en el camino de la aminoración de las desigualdades entre los que habitamos el “mundo desarrollado” y el resto.

Las herramientas físicas o no que las Nuevas Tecnología desarrollan, como cualquier avance tecnológico sólo son verdaderamente útiles a la humanidad, si se comparten, es decir se universalizan. Antes de seguir adelante con este desarrollo desenfrenado, más vale que nos detengamos un momento y reflexionemos hacia donde vamos.

Nos compramos el último modelo de teléfono móvil, tenemos nuestro blog, y nos suscribimos a unas cuentas redes sociales, etc. Nos vanagloriamos de estar a la última en tecnología y de formar parte de una comunidad virtual, ¿ pero que sucede con la comunidad real?.

No avanzamos con el rumbo correcto. Nos estamos dejando arrastrar por los brillantes colores de la Red, de la Web 2.0, de los gadgets ultramodernos y extraplanos, de los amigos cibernéticos y dejamos de lado a nuestros amigos reales, al contacto diario con los vecinos o compañeros de viaje hacia el trabajo, los que sufren guerras, los que pasan hambre.

Debemos aminorar la marcha, esperar si cabe, a los rezagados, ayudar a los que no tienen de todo, en definitiva retomar valores como la justicia social o la solidaridad.

Para terminar una afirmación que nos haga reflexionar: “Con lo que ha costado la Guerra de Irak se acabaría el hambre en el mundo”.

Por favor, sigan leyendo este blog acostados en su hamaca a orillas del mar, o recostado en una silla de mimbre en el jardín de una casa rural o quizás al final de una dura jornada de trabajo.

Visiten este enlace: http://weblogs.madrimasd.org/documentacion/archive/2008/07/13/96766.aspx

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres