Blogia
El valor de las palabras

COOPERACIÓN Y DESARROLLO

COOPERACIÓN Y DESARROLLO

Llevaba unos días pensando que, como decía Serrat, “las musas han pasado de mí, estarán de vacaciones”.

Durante las dos primeras semanas del mes de Julio, una gran cantidad de información era recibida por mis neuronas. Cuestiones de carácter político, social, económico, ético, tecnológico, bombardeaban mi mente con datos, frases, reseñas bibliográficas, imágenes, encuestas, etc. ¡Por favor, un momento!.

La era de la Información y el Conocimiento nos acosa incasable, y salvo que uno sea autista, en cualquier momento y a través de cualquier medio nuestras mentes se saturan de información que, yo diría en un 90%, no sirve para nada. Bueno quizás, para mantenernos ocupados en cosas banales y no detenernos a reflexionar. Y es entonces, cuando resuena en mi cabeza esa frase que oí en una ocasión a José Miguel Monzón (el Gran Wyoming): “El hombre es un dios cuando sueña, pero un mendigo cuando reflexiona” cuyo autor es Johann Christian Friederich Hölderlin, poeta alemán del siglo XVIII-XIX. Y claro todos queremos sentirnos dioses en lugar de mendigos.

El Presidente de Honor del Club de Roma, el español Ricardo Díez Hochtleiner, en su intervención durante el Curso de Verano que la Universidad Politécnica de Madrid ha organizado en San Ildefonso, titulado “Desarrollo y Cooperación: El papel de la Sociedad Civil” aseguraba que son precisamente los individuos que forman esa sociedad quienes deben decidir si de verdad quiere un futuro mejor, no tanto los gobiernos o el mercado. Y mientras tanto salta en mi ordenador una ventana de una organización de ayuda humanitaria que actúa en la India y Camboya construyendo hogares infantiles para alejar a esos niños de la vida en la calle.

Por su parte Jaime Vallaure, Director del Programa Mundial de Alimentos para  Honduras, nos explicaba como sin resolver el problema del agua, la sanidad y los alimentos, de cualquier comunidad para la que se elabore un proyecto de cooperación y desarrollo, ese trabajo está avocado al fracaso. Además de ser imprescindible que este proyecto sea elaborado y asumido por los habitantes de esa comunidad.

Por otro lado empresas nacionales e internacionales (Caja Navarra, Nestlé, Iberdrola, Telefónica, ACS, etc.) nos mostraban sus proyectos elaborados a partir de eso que se llama RSC (Responsabilidad Social Corporativa), importante a mi modo de entender, pero que parece más una vía para justificar el sentimiento de culpa que algunas empresas tienen por el abuso que hacen de las materias primas que utilizan de eso países “subdesarrollados”. Un dato, el presupuesto que maneja Nestlé es superior a toda la ayuda económica mundial que se destina a la Cooperación y el Desarrollo.

Y nosotros mientras tanto, preocupados por ver quién gana “Operación Triunfo”, si la mala situación económica internacional se la llama, de una vez por todas, crisis, o por averiguar si Chávez y el rey Juan Carlos se darán un abrazo que ponga fin a esa inagotable fuente de noticias que supuso la frase: “Por qué no te callas”.

Por último les remitiré a un Informe del 2007 que evalúa el seguimiento para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio que se marcó la ONU el 13 de septiembre del 2000 y a cuyos textos pueden acceder pinchando en estos enlaces:

Declaración de Desarrollo para el Milenio

Informe de la ONU del 2007

Disculpen las molestias y sigan disfrutando de esas merecidas vacaciones.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres